Hoy charlamos y entrevistamos a Rosa Sendra, esposa del fundador de PLYMAG y madre de Carlos, Fernando y Ana Feliu, actuales consejeros delegados de PLYMAG. Con más de 80 años, pero con la misma convicción que tuvo hace 45 años para emprender un negocio, nos cuenta como fue el camino que nos ha llevado a ser líderes de bioestimulación.

 

Como todos los inicios, estuvo marcado por diferentes altibajos, pero gracias al carácter decidido de Rosa Sendra y el emprendimiento de su marido Carlos Feliu, acabó con la consolidación de lo que hoy es PLYMAG. En un día tan especial como hoy, el día de la Madre, hemos querido saber mas sobre el camino que Rosa siguió junto a su familia para llegar hasta el día de hoy.

¿Cómo nació la idea de la creación de PLYMAG?

 

La idea que había detrás del nacimiento de PLYMAG surgió del amor e interés por el sector agrario, en definitiva, de nuestra tierra, Pego, y todo lo que la rodea. Los inicios de la empresa estuvieron abastecidos por los recursos que poco a poco íbamos consiguiendo y con mucho esfuerzo, fuimos dando forma al proyecto que teníamos en nuestras mentes. Una empresa familiar y muy dinámica, que siempre ha ofrecido las soluciones más innovadoras a nuestros agricultores.

¿Cuál fue su papel tras la fundación y crecimiento inicial de la empresa?

 

Siempre estuve al lado de mi marido ayudándolo en lo que fuese necesario. Al principio éramos pocos y todo pasaba por nuestras manos. Realicé todo tipo de tareas, desde el envasado y etiquetado de productos hasta la facturación y gestión de pedidos. Estuve con mi marido en la toma de decisiones importantes, muchas veces, yo conseguía reunir más valor y más agallas para decir las cosas que a mi marido le costaban más.

 

Ese fue el apoyo fundamental que el encontró en mí.

 

No nos tenemos que olvidar de que a parte de todo eso, me encargaba de criar a nuestros tres hijos y además hacía otros trabajos relacionados con ventas y pequeños negocios que me ayudaban a aportar ingresos a nuestro hogar. Siempre he sido una mujer inquieta que nunca ha tenido miedo a avanzar hacia el futuro con paso firme y regentando a mi familia.

¿Cuál cree que ha sido la clave para que después de 45 años, Plymag esté dónde está?

 

La clave han sido mis hijos, unos hijos trabajadores, unos hijos a los que siempre les he dejado claro que la empresa familiar era el sustento y que tenían que cuidarlo. Primero, se incorporaron Carlos y Fernando y algunos años después mi hija pequeña, Ana pasó a formar parte también de Plymag.

 

Yo misma me encargué de trasmitirles la unidad que tenían que formar para trabajar juntos y apoyarse entre ellos si querían que PLYMAG siguiese siendo lo que su padre y yo impulsamos.

¿Cómo describiría el papel que desempeñan sus hijos ahora mismo como consejeros delegados?

 

Creo que cada uno ha cubierto muy bien necesidades distintas de la empresa a lo largo de los años. Han sabido acoplarse y apoyarse y sobre todo trasmitir la esencia y el legado familiar que con tanto esfuerzo empezamos mi marido y yo. En los últimos años hemos dado pasos hacia la profesionalización e
internacionalización de la empresa incluyendo en el equipo de gestión no solo a nuestra familia, también a un director general y un comité de dirección que nos ayudan a seguir impulsando los valores que caracterizan a PLYMAG desde sus inicios.

 

¿Cuál cree que ha sido el mayor éxito de Plymag? ¿Qué futuro prevé para la empresa?

 

Sin lugar a duda, la mejor decisión que tomamos fue empezar a trabajar con las algas.

 

Fuimos pioneros tras observar los grandes resultados que ofrecían a nuestros agricultores. Ahora mismo es la propuesta de valor mas grande que aporta PLYMAG al mercado y lo sabemos hacer muy bien.

 

Lo que más me gustaría para la empresa seria seguir creciendo para ofrecer nuestras soluciones a todo el mundo. Es muy emocionante ver como hemos pasado de distribuir nuestros productos en una zona relativamente pequeña de Iberia a estar presentes en más de 25 países. Ojalá en el futuro podamos estar en muchos más lugares del mundo y seguir aportando valor para generar una agricultura sostenible a nivel mundial.

 

¿Qué ha significado para usted recibir el premio Levante en la categoría de Idea Emergente?

 

Me gustó mucho asistir a la ceremonia de entrega de premios y sobre todo, ver a mis hijos recogiendo el reconocimiento al trabajo que empezamos su padre y yo y que ahora ellos continúan junto a los mas de 40 trabajadores que forman la familia PLYMAG.

 

Queremos agradecer a Rosa, de todo corazón, por compartir con nosotros una historia tan inspiradora. Una madre es capaz de traspasar su propio cansancio, superar desvelos, miedos, angustias y muchas otras situaciones por el bienestar de sus hijos. Es admirable ver como los valores de Rosa perduran a través del tiempo y son trasmitidos con tanto cuidado y dedicación a sus hijos y a la empresa.

 

 

En un día como hoy, felicitamos, no solo a Rosa, sino a todas las madres que luchan día a día por el bienestar de sus hijos.