¿Qué es el pH? ¡Te lo contamos todo!

El pH es una medida de la acidez o alcalinidad de una disolución acuosa y es en escala logarítmica de 0 a 14. El valor central, 7, se considera neutro. Valores por debajo se consideran ácidos y por encima alcalinos o básicos.  

El conocimiento del valor de pH es muy importante en la agricultura. El pH del agua de riego tiene una gran variabilidad debido a su procedencia o la época del año. Este dato suele encontrarse habitualmente entre 7 y 8, siendo el pH óptimo para la actuación de la mayoría de productos de 6 – 6,5, ligeramente ácido.  

El pH es un parámetro que se debe tener en cuenta sobre todo a la hora de aplicar tratamientos fitosanitarios (herbicidas, cobres, etc.), bioestimulantes y en el riego localizado. Un valor de pH por encima de 6 puede hacer que los productos reaccionen entre sí o con las sales del agua, generando compuestos insolubles o disminuyendo la efectividad de la materia activa del producto fitosanitario. Por lo tanto, medir y ajustar el pH en los caldos es un factor clave para asegurar la máxima eficacia del producto utilizado y ahorrar costes.  

¿Cómo podemos variar el pH de aguas y caldos? 

Podemos subir o bajar el pH de una solución utilizando productos diferentes. Si que remos subir el pH (basificar) tendremos que usar una base (p.e. KOH) y si lo queremos bajar un ácido (p.e. ácido nítrico). 

¿Debemos usar siempre la misma dosis del regulador de pH? 

Respecto a las dosis a utilizar, no podemos generalizar, ya que la cantidad de producto regulador de pH a utilizar depende de: 

  • Tipo de agua y sus características físico-químicas: alcalinidad y contenido en carbonatos, bicarbonatos, fosfatos, etc. Varía mucho en función de la fuente de esa agua, así como con las épocas del año.  
  • Producto regulador de pH:
    • Ácidos fuertes: pocas cantidades producen un cambio brusco del pH 
    • Ácidos débiles: Con una cantidad intermedia se consigue un cambio medio del pH 
    • Tampón/disolución amortiguadora: Tienen la propiedad de mantener estable el pH de una disolución frente a la adición de cantidades relativamente pequeñas de ácidos o bases fuertes.  
  • Productos junto a los que lo aplicamos (fitosanitarios, bioestimulantes, etc.).

En este sentido, desde Plymag ponemos a su disposición Triple pH®, un producto con triple acción reguladora de pH, mojante y antiespumante. 

Triple pH 

  1. ¿Qué es? 

Triple pH® es un producto formulado con unos coadyuvantes especiales que mejoran la cobertura del tratamiento y la efectividad de los fitosanitarios que lo acompañan. 

  1. Beneficios y modo de aplicación.
    • Regulador de pH, evita la hidrólisis alcalina de materias activas. 
    • Antiespumante, evita la formación de espuma durante la preparación del caldo.  
    • Mojante, permite una mejor cobertura de la superficie de la hoja. 

Triple pH está desarrollado especialmente para mejorar la eficiencia de las aplicaciones foliares. La dosis de Triple pH variará en función del pH del agua: 

TABLA ORIENTATIVA PARA ALCANZAR PH=6 EN FUNCIÓN DEL pH DEL AGUA * 
pH DEL AGUA DOSIS TRIPLE pH (cc/ 1.000 L DE AGUA) 
10,5 1400 
10 1350 
9,5 1150 
750 
8,5 700 
600 
500 
450 
5,9-5,6  400 
5,5-5 350 
* Las dosis respectivas necesarias para alcanzar pH = 6 desde cada valor de pH pueden ser más altas que las indicadas en la tabla, dependiendo de la cantidad de carbonatos y bicarbonatos de calcio y magnesio presentes, así como de otras sales en disolución.