¿Cómo preparo mi campo para el próximo cultivo?

PLYMAG > Blog > Sin categorizar > ¿Cómo preparo mi campo para el próximo cultivo?

salamat

Prepara tu campo para próximas plantaciones, mejorando las condiciones del suelo.

El suelo es uno de los principales elementos de la agricultura a la hora de producir alimentos, y está formado por minerales, materia orgánica y tierra que retiene la humedad y los microorganismos del suelo.

Un suelo sano y en buen estado se ve marcado por un crecimiento superior de raíces y por lo tanto también un mayor crecimiento aéreo y mejor alimentación del cultivo

Para obtener un suelo en buenas condiciones se necesita:

· Buena estructura.

· Baja compactación.

· Buen nivel de materia orgánica.

Para conseguir las características necesarias para tener un buen suelo, debemos mejorar las 3 condiciones que hemos mencionado y para ello proponemos Salamat®.

Salamat® es una enmienda orgánica de alto valor, formulada para aportar ácidos húmicos (55%), potenciadores del desarrollo microbiológico beneficioso del suelo y ácidos fúlvicos (15%) que presentan una acción complejante.

Salamat® mejora los suelos empobrecidos, apelmazados, con baja fertilidad y en bajas condiciones para el cultivo. Además, proporciona la materia orgánica necesaria para completar los programas de fertilización y la estructura del suelo.

¿Y para qué sirven los ácidos húmicos?

Las ventajas que generan los ácidos húmicos optimizan la fertilidad del suelo y potencia la efectividad de los fertilizantes, favoreciendo la quelación de los nutrientes.

· Los ácidos húmicos forman agregados en el suelo, lo que reduce la compactación y mejora la estructura del suelo.

· Incrementa la aireación y así fomenta el desarrollo radicular.

· Aumenta la retención de agua, mejorando la permeabilidad.

· Reduce el pH del suelo haciendo más efectiva la absorción de microelementos.

¿Y para qué sirven los ácidos fúlvicos?

Los ácidos fúlvicos son la fracción más pequeña, ayudan a la penetración y transporte activo de nutrientes, son partículas de bajo peso molecular gracias a eso tienen una gran capacidad de intercambio catiónico.

· Mejoran la absorción de nutrientes del suelo, formando complejos orgánico-metálico.

· Solubles en cualquier valor de pH

· De acción rápida.

Por lo tanto, para mejorar el suelo y obtener unos resultados excelentes proponemos la aplicación de Salamat®, que además de mejorar la estructura, el contenido en materia orgánica y reducir la compactación, mejorará la absorción de nutrientes y el desarrollo del cultivo.